Revive la antigua habito epistolaria, sin embargo Ademi?s goza de las detractores, quienes sostienen que fomenta un evidente tipo sobre adiccion a la noticia de ultimo minuto y no ha transpirado a conectar la primera ocurrencia, falto mediacion de demora o analisis. b) Chats, ICQ, Messenger asi­ como foros.

Revive la antigua habito epistolaria, sin embargo Ademi?s goza de las detractores, quienes sostienen que fomenta un evidente tipo sobre adiccion a la noticia de ultimo minuto y no ha transpirado a conectar la primera ocurrencia, falto mediacion de demora o analisis. b) Chats, ICQ, Messenger asi­ como foros.

Sanchez Escarcega | Oviedo Estrada

tuacion solo apretando el interruptor que apaga la computadora, tal vez sea lo que facilite el incremento sobre esa colectividad mas o menos organizada desplazandolo hacia el pelo exenta casi por entero sobre complicaciones sentimentales que se da en la red, desplazandolo hacia el pelo que termina igualmente al apagar la maquina y no ha transpirado retornar a la vida cotidiana. b) La representacion de diversos papeles. La representacion de “personalidades virtuales” (como podri­a ser, presentarse como mujer estando hombre o viceversa) tiene su placer en la alternativa de permitir que el ligado se coloque en el punto del otro, se aproxime a conocer que es lo que ocurre en su inteligencia e interprete esas formas sobre comportamiento que nunca le estarian permitidas en la “realidad”, le acarrearia prejuicios o sencillamente nunca le permitirian ejercitar su intriga. Esto semejante vez responda la pregunta acerca de por que en sitio de emprender amistades virtuales los usuarios nunca se dedican preferible a conocerse unos a otros personalmente. Tal ocasion la respuesta sea Solamente el encanto que produce la imaginacion y la fantasia, en donde hasta la fama que alguno dispone de sobre si mismo se virtualiza cara a la monitor y no ha transpirado deten corresponder a la que individuo observa cuando se coloca liga al espejo. c) La descarga sobre tendencias polimorfas, regresivas y reprimidas. Hexaedro que Hay en la red pocos indicadores del estatus de las usuarios debido al anonimato en el que pueden continuar por mucho lapso, no seri­a infrecuente que este sea el vi­a de la creacion sobre espacios-vinculo compartidos colectivamente, los cuales hacen el trabajo bien igual que depositarios o continentes de puntos mentales que debido a regular se encuentran fuertemente reprimidos o escindidos, y no ha transpirado que aca podri­an ser liberados con agudo placer y no ha transpirado con relativa poca ansiedad, culpa o verguenza.

Distintas herramientas sobre comunicacion en la red Para finalizar, no Hemos omitir que internet quiere decir, en terminos sobre relaciones sobre pareja, alguna cosa mas que el empleo de un “chat”. Abarca, de hecho, una serie de herramientas que podri?n agruparse de la sub siguiente manera:

Revista Intercontinental de Psicologia asi­ como Ensenanza |

Amor: vinculos sobre pareja por la red

a) Correo electronico. Considerado como la herramienta primordial de la red, facilita comunicarse con cualquier otro consumidor sobre la red en el mundo e trocar mensajes de escrito como El metodo mas simple sobre uso (pero ademas facilita agregar documentos, imagenes, sonidos asi­ como videos). Se refiere a sites desarrollados expresamente como almacenes de mensajes o canales por medio sobre los cuales las usuarios podri­an enviar mensajes al tiempo que leen las sobre otros, asi­ como dan respuesta an individuo o mas. Son el medio por excelencia para generar una comunidad virtual, es decir, un conjunto sobre usuarios de la red que comparten un afan frecuente desplazandolo hacia el pelo se proporcionan citacion en el ciberespacio, en donde intercambian cualquier prototipo sobre consejos acerca de un motivo (foro). Habitualmente estan formados por comunidades de usuarios con intereses especificos (que puede manifestarse en su minima expresion a traves de la reunion sobre 2 personas en un “privado” en el interior de un “chat”), desplazandolo hacia el pelo que varian principalmente en la medida en que operan en “tiempo real” (como seri­a el caso del Messenger, del ICQ o sobre un “privado”). c) Paginas electronicas generales relacionadas con la indagacion de pareja. Cada una de estas pantallas que podri?n verse con un “navegador” y que corresponden a archivos enviados por el servidor en donde esta alojada la citada pagina. Mismamente igual que hay paginas dedicadas a las finanzas, al descanso desplazandolo hacia el pelo al turismo, las Existen —y por miles— dedicadas al tema de estas relaciones sobre pareja (cortejo, calificativo, servicios, articulos, consejos medicos, psicologicos, sexualidad). d) Paginas electronicas sobre “encuentros”. Servicios matrimoniales o sobre contactos basados en la computadora o anuncios personales enviados a un sitio web, que poseen un talento bastante de mi?s grande que los publicados en un diario local. Los conyuges o amantes en intensidad se podri?n hallar y descubrir en el “eter” en internet, carente que importe su punto de residencia. Wallace (1999) documenta que el incremento de visados a extranjeros que

54 | Revista Intercontinental sobre Psicologia asi­ como ensenanza

Sanchez Escarcega | Oviedo Estrada

creen casarse con ciudadanos estadounidenses ha aumentado en los ultimos anos de vida, en forma paralela al incremento del internet. e) Pornografia electronica y cibersex. Igualmente la navegacion por la red invariablemente cruza (o termina) en una pagina pornografica, cuyo objeto primordial seri­a simplemente proporcionar satisfaccion a cualquier arquetipo de fantasias sexuales. La generalidad incluye imagenes, videos o historias eroticas asi­ como, en general, se encuentran orientadas hacia el gran publico viril que se conecta a ellas (hetero, bi y homosexual). En sintesis, pues, encontramos que dichos nuevos vinculos mediados por la maquina (“entre nosotros dos, la maquina igual que un Dios”), que hacen el trabajo bien frecuentemente como vinculos intermedios dentro de el narcisismo y la relacion sobre objetivo, entre el apego sexual y la masturbacion, a caballo entre la descarga pulsional sobre meta directa y el zapping amoroso, en la tierra de ninguna persona de la indiferencia pura desplazandolo hacia el pelo la idealizacion primitiva, la demora y no ha transpirado la inmediatez, el desbordamiento perverso y la asepsia sin compromisos, nunca son necesariamente accidentes menos positivos en el sentido sobre la falta (es aseverar, desprovisto la “esencia y sustancia” de las relaciones “reales”, a las cuales, a veces, abiertamente cuestionan y se oponen), sino que suceden ahi como realidad primaria —como “la verdadera realidad”—: el icono de los tiempos nacido de las profundas transformaciones sociales, que da sitio a estas practicas de acercamiento entre las sexos, a sus modalidades especificas sobre comunicacion, sus metas y no ha transpirado valores, aspiraciones, desafios, oportunidades y desmesuras, aunque Asimismo, ciertamente, a sus acotamientos asi­ como paranoias.

BIBLIOGRAFIA Appignanesi, R. y Ch. Garratt, 1997 (1995), Posmodernismo de principiantes, Era inaugural, Buenos Aires. Burdalo, B., 2000, apego y no ha transpirado sexo en la red, Biblioteca novedosa, Madrid. Freud, S., 1976a (1915), “Pulsiones y destinos sobre pulsion”, en Obras completas, vol. 14, Amorrortu, Buenos Aires.

Revista Intercontinental de Psicologia desplazandolo hacia el pelo Educacion |

Apego: vinculos de pareja por la red

——, 1976b (1921), “Psicologia de estas masas desplazandolo hacia el pelo examen del yo”, en Obras completas, vol. 18, Amorrortu, Excelentes Aires. Lipovetsky, G., 2000 (1983), La era del vano, emblema, Barcelona. Puget, J www.datingranking.net/es/senior-match-review. asi­ como I. Berenstein, 1989, Psicoanalisis sobre la pareja matrimonial, Paidos, Buenos Aires. Rojas, M. C., 1998, “Los vinculos en la era de internet”, en Memorias del XIII Congreso Latinoamericano sobre la union Latinoamericana sobre Psicoterapia Analitica de Grupo, liga Latinoamericana de Psicoterapia Analitica de conjunto, Montevideo, Uruguay. Rojas, M. C. y no ha transpirado S. Sternbach, 1994, Entre 2 siglos. La leida psicoanalitica de la posmodernidad, excelentes Aires. Villarreal, A., 2004, “Relaciones amorosas por internet. Algunas ideas psicoanaliticas”, en J. Vives (ed.), Psicoanalisis y posmodernidad, Editores sobre Textos Mexicanos, Mexico. Vives, J. (ed.), 2004, Psicoanalisis y posmodernidad, Editores sobre Textos Mexicanos, Mexico. Wallace, P., 2001 (1999), La psicologia de la red, Paidos, Barcelona.

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado.